Contrastes Isologotipo

William Klein vuelve a Nueva York con una gran retrospectiva en el ICP

«Willian Klein: YES» es la primera exposición en EE. UU. dedicada al trabajo de Klein, de 94 años, en más de una generación. Fotografías, pinturas y películas del artista llenarán todo el espacio del museo del ICP. La muestra barca la carrera de Klein desde su etapa de asistente de estudio de Fernand Léger en París hasta fotografiar Brooklyn, Nueva York. William Klein: YES se podrá ver en ICP del 3 de junio al 12 de septiembre de 2022, y está comisariada por David Campany.

Cuando el Centro Internacional de Fotografía presente una retrospectiva del trabajo de William Klein este verano, será como un regreso a casa para el artista y una tardía inauguración del museo. Más de 200 fotografías, diseños gráficos, arte abstracto, libros y películas creados por Klein estarán en exhibición en el centro, ahora en su cuarta ubicación desde su fundación en 1974. Además, la exposición marca un hito —la primera vez que su nuevo espacio se dedica a un artista— así como un punto culminante en la larga carrera de Klein.

A lo largo de los años, Klein se ha cruzado con muchas de las figuras artísticas de la segunda mitad del siglo XX y ha sido testigo de muchos de sus eventos históricos. El mismo fotógrafo fue quién sugirió el título de su retrospectiva, “William Klein: YES“, que refleja su curiosidad por todos los aspectos de la vida, su apertura a las invitaciones y encargos y su constante deseo de experimentar.

“La exposición será un regreso a casa para mí”, anunció Klein, debido a que actualmente vive en París pero creció en la ciudad de Nueva York.

David E. Little, director ejecutivo del Centro Internacional de Fotografía, definió a Klein como  “un viajero global, un artista de artistas que ha vivido y trabajado como expatriado en la capital de la moda, París, la mayor parte de su vida”. “Aún así”, agregó, “Nueva York es su lugar de nacimiento, y esta exposición es un regreso a casa. Estamos celebrando este regreso para mostrar no solo la fotografía de moda innovadora de Klein, sino también sus experimentos en los medios, incluidas películas sobre Muhammad Ali y Eldridge Cleaver que históricamente se conectan con los problemas sociales más apremiantes de la actualidad”.

Willian Klein: YES
Willian Klein: YES
Willian Klein: YES

En «William Klein: Yes» (Thames & Hudson, 2022), un libro que se publicará en asociación con la exposición, su curador, David Campany, quien también es el curador general del centro, enumera los muchos talentos del Sr. Klein: fotógrafo callejero, abstracto y de moda; documentalista y realizador de largometrajes; pintor, escritor, ilustrador; y diseñador de exposiciones. Y en muchos de sus libros, fue fotógrafo, escritor, editor y diseñador.

Para Campany, “durante un tiempo, la gente no podía entender el hecho de que hizo tantas cosas diferentes. Especialmente en los Estados Unidos, para el público era difícil encasillarlo. Actualmente, el público acepta más a los artistas talentosos que abarcan diferentes prácticas”.

El libro también cuenta la historia del artista. Nacido en las afueras de Harlem en 1928, Klein era “un niño judío en un barrio irlandés”. Frecuentaba los cines de Nueva York y el Museo de Arte Moderno. Se inspiró, dice el libro, no solo en la fotografía del Museo Edward Weston and Farm Security Administration, sino también en su pintura y escultura de vanguardia europea.

Se unió al ejército en 1946 y estuvo en Alemania, ganando su primera cámara en un juego de póquer. Llegó a París en 1948 y desde entonces la ha convertido en su base.

Con el apoyo del G.I. Bill, Klein tenía la opción de ir a la escuela de arte o tomar lecciones en un estudio. Optó por inscribirse en clases con un maestro, el pintor, escultor y cineasta francés Fernand Léger. Según el libro de Campany, la «inteligencia ganada con tanto esfuerzo y la falta total de pretensiones de Léger atrajeron al joven Klein, que ha mantenido un espíritu pragmático».

Las pinturas de Klein se exhibieron a principios de la década de 1950 en París, Bruselas y Milán, donde un arquitecto le encargó que creara un separador de ambientes en blanco y negro con seis paneles intercambiables. Mientras el Sr. Klein documentaba los resultados con una cámara, su esposa, Jeanne, una modelo, giraba los paneles para que se vieran borrosos en la exposición prolongada. Klein dijo más tarde que vio que “había algo que se podía hacer con la borrosidad en la fotografía”.

Esta experiencia llevó a Klein a experimentar en el cuarto oscuro con imágenes abstractas. Sus llamativos diseños gráficos pronto aparecieron en las portadas de revistas, libros y discos.

En 1954, Alexander Liberman, el director de arte de American Vogue, vio las fotografías abstractas de Klein y le ofreció trabajo en Nueva York. Según Campany, Klein “ganó una reputación por resolver problemas con estilo” en la revista. Filmó eventos sociales y bodegones de zapatos y telas, así como cientos de imágenes de Nueva York que esperaba convertir eventualmente en un libro. Entre ellos había una imagen, ahora famosa, de un estante que contenía varias copias de una sola edición de The New York Daily News, dispuestas de manera que el espectador notara la palabra “Gun” (pistola) en cada titular.

También trabajó con Federico Fellini. En 1956, Fellini, a quien Klein había conocido antes en París, lo invitó a ser su asistente. Para el casting de “Nights of Cabiria”, ayudó al cineasta tomando fotografías de prostitutas. Además, aquel mismo año pasó tres meses fotografiando Roma, convirtiendo las imágenes en otro libro.

Animado por Fellini y otros, Klein se dedicó al cine él mismo, comenzando con «Broadway by Light» de 1958, que se describe en el libro de Campany como un «documento vívido y llamativo de los letreros luminosos de Manhattan».

William Klein: YES
William Klein con Lisette Model haciéndose una selfie análoga, Arles 1978. Foto: @Caio Goldin

Según el libro, para Klein el estudio de moda “era una pequeña burbuja de buenos modales, así que lo pinchó”. Fue su irreverencia hacia la moda lo que hizo que sus fotografías se destacaran. Una sesión fotográfica de Vogue de julio de 1959, en la que las modelos sostienen espejos en la azotea de un edificio de Manhattan, ejemplifica esta irreverencia.

Más tarde, el Klein realizó extensas visitas a Moscú y Tokio, tomando imágenes que eventualmente se convirtieron en libros de fotografía que se publicaron en 1964. Una de sus fotos favoritas de Tokio es de una escuela de peluquería, con incidentes interesantes que suceden simultáneamente en cada centímetro cuadrado de la imagen, como “un pequeño milagro de sincronización y encuadre”.

Ese mismo año, Klein fue a Miami para filmar la primera pelea entre Muhammad Ali (entonces conocido como Cassius Clay) y Sonny Liston, produciendo “Muhammad Ali, the Greatest”. Varios años después, hizo su primer largometraje, «¿Quién eres, Polly Maggoo?», descrito en el libro como «una sátira de payasadas sobre los excesos de la industria de la moda, que también tiene un trasfondo triste y agridulce”.

Sus otras películas incluyen «Mister Freedom», “May Days”, filmada durante los levantamientos de mayo de 1968 en París; “Eldridge Cleaver, Pantera Negra”; “La historia del pequeño Richard”; y “Contactos”, una serie de cortometrajes realizados para la televisión francesa en los que los fotógrafos utilizaron sus hojas de contactos para hablar sobre sus procesos de trabajo.

Su trabajo más reciente es “Brooklyn + Klein”, un libro de fotografías de 2014 que tomó en ese distrito en 2013. Para Klein, “siento que lo que he hecho corresponde a la verdad y la experiencia que he tenido desde que comencé a trabajar. Creo que mi trabajo, especialmente sobre Nueva York, debe conservarse, desarrollarse, publicarse y mostrarse”.

Fuente: https://www.nytimes.com/2022/04/27/arts/design/international-center-of-photography-william-klein.html