Contrastes Isologotipo

«Stop Tanks With Books»: fotos de una Ucrania que no sale en las noticias

El libro del fotógrafo Mark Neville «Stop Tanks With Books» muestra la realidad de las personas que viven en un país sitiado. Sus fotografías son una llamada a la acción en defensa del Estado soberano, donde quedan reflejados los traumas de un pueblo sometido durante años a la amenaza y al abuso de poder del Kremlin.

“Si Rusia deja de luchar no habrá guerra. Si Ucrania deja de luchar no habrá Ucrania”. La frase es del político alemán Heiko Maas y resuena con más fuerza que nunca ante los últimos acontecimientos provocados por el delirio del autócrata Putin. Un desenlace que muchos previeron, entre ellos el fotógrafo Mark Neville (Londres, 1966) quien quiso contribuir a su detención a través de un libro: Stop Tanks With Books.

Neville, que comenzó a fotografiar comunidades de todo el país en 2016, se fue de Londres a Kiev de forma permanente en 2020. En el libro se mezcla la fotografía documental con el activismo más directo. Confía en la capacidad de los lectores para desarrollar una relación emocional con los libros. “Esto es algo que no ocurre con los periódicos o internet”, destacaba hace unos días el autor en The Guardian.

Hoy, con 100.000 soldados rusos amontonados en la frontera con Ucrania, Stop Tanks with Books, tiene como objetivo atraer a la comunidad internacional. Publicado por Nazraeli Press y distribuido por Setanta Press, se imprimió hace apenas un mes. Además, se entregarán 750 copias gratuitas a personas con influencia real en la configuración del futuro de Ucrania (políticos, legisladores clave, embajadores y parlamentarios, así como celebridades y medios de comunicación) y está alentando a las personas a que le envíen un correo electrónico para que pueda enviar una copia gratuita a cualquier persona con el poder de sostener al país. “Es mi forma de contraatacar”, dice, “porque la guerra no terminará con Ucrania”.

“La gente aquí es la más valerosa y resiliente que he conocido. Nunca entregarán su tierra y nunca serán derrocados”, advertía el autor británico en su cuenta de Instagram. Su idilio con este país de la Europa oriental, que alcanzó su independencia hace treinta años, comenzó en 2015, tras la publicación de otro de sus monográficos, Battle Against Stigma (2015-2018). Un libro concebido con el fin de ayudar a aquellos que, como ocurrió con el propio autor, regresan de los escenarios bélicos con distintos tipos de alteraciones mentales.

Stop Tanks With Books_Guerra Ucrania_Contrastes
Stop Tanks With Books_Guerra Ucrania_Contrastes
Stop Tanks With Books_Guerra Ucrania_Contrastes
Stop Tanks With Books_Guerra Ucrania_Contrastes

El fotógrafo fue diagnosticado con el trastorno de estrés postraumático (TEPT) tras pasar tres meses empotrado con los paracaidistas británicos en Heldman, Afganistán, como oficial artista de guerra bajo la orden del Museo Imperial de la Guerra de Londres. Aquella experiencia le supuso dos años de terapia y medicación. Así, resultó una grata sorpresa para él cuando el Hospital Militar de Kiev le contactó con el fin de facilitar una traducción de su libro al ucraniano para ser distribuido entre sus pacientes veteranos. “Cuando llegué a Ucrania por primera vez, inmediatamente entendí que se trataba de un país traumatizado por la guerra. Incluso en la moderna capital de Kiev sentí y vi en los rostros de la gente el peso de un conflicto librado con violencia a 600 kilómetros de distancia. Pude reconocer su trauma, un reflejo de mi propio camino”, escribe el británico.

Neville trabaja con una cámara analógica, y siempre trata de conversar y entablar una conversación con el sujeto antes de disparar, regresando una y otra vez al lugar para que la gente se familiarice con él. Un método que, en cierta forma, resulta la antítesis del fotoperiodismo. Retratos ricos en detalles que desvelan la intención del autor por crear un documento histórico sobre los habitantes de “un conflicto que hemos elegido ignorar durante ocho años”.

‘Stop Tanks With Books’. Mark Neville. Nazraeli Press. 188 páginas.
Fuente: https://elpais.com/babelia/2022-03-03/cicatrices-ucranias-el-fotografo-que-intenta-parar-la-guerra-con-sus-imagenes.html