Contrastes Isologotipo

«El hombre que cae», la historia detrás de la foto

La historia detrás de la foto: el fotógrafo de AP Richard Drew cuenta cómo tomó una imagen que capturó la tragedia del 11 de septiembre como ninguna y conmovió al mundo.

De las miles de imágenes que impactaron al mundo aquel 11 de septiembre, quizás hay una que resume el drama inédito de lo que se vivió como ninguna otra. Una foto que recibió decenas de premios y se convirtió en un ícono de la tragedia.

«Nunca he lamentado en absoluto haber tomado esa fotografía. Probablemente es una de las únicas fotos que mostraban a alguien muriendo aquel día».

La revista Time habló con el fotógrafo de AP Richard Drew, el hombre que disparó su cámara para retratar lo que luego se conoció como The Falling Man, El hombre que cae. Drew cuenta que ese día tomó el metro desde Times Square a la calle Chambers, la parada anterior al World Trade Center. Lo primero que vio al salir de la estación, dice, fueron las columnas de humo en las dos torres.

En la historia detrás de la foto, Drew cuenta que cuando se dio cuenta de que había personas que salían por las ventanas en los pisos incendiados, sacó la cámara instintivamente y empezó a tomar fotos.

Para el fotógrafo, «El hombre que cae», «es una fotografía bastante silenciosa, no es como tantas otras fotografías de otros desastres: no hay sangre, no hay vísceras, no hay gente pegándose tiros. Pero la gente reacciona ante ella en el sentido de que piensan que pueden conectar con esta imagen porque ellos podrían haber estado en la misma situación y podrían haber tomado cualquier decisión como hizo el hombre de la fotografía».

«No sabia que tenia esa fotografía de aquel hombre en esa posición hasta que la vi en la computadora cuando volví a mi oficina. Llamé a uno de los editores de fotografía mire la imagen y dije: ‘esta es’, ‘esta tiene que ser la imagen’ «.

Finalmente, el nombre de la imagen fue debido al redactor Tom Junord, quién tituló de esa manera el artículo que salió publicado junto a la fotografía y así quedo en la historia.

Nunca se ha declarado oficialmente la identidad del hombre. Se sabe que la imagen corresponde a la Torre Norte del World Trade Center, y que fue tomada a las 9:41:15 de la mañana de aquel fatídico 11 de septiembre de 2001. Tampoco fue posible recuperar ni identificar los cadáveres de las decenas de personas que murieron al verse forzadas a lanzarse al vacío.

Fuente: https://www.esquire.com/news-politics/a48031/the-falling-man-tom-junod/