Ediciones digitales y anuario en papel

Nueva normalidad: los proyectos de la revista Contrastes en este 2020.

La pandemia nos hizo repensar el futuro. Contrastes lleva siete años, en los que las ediciones impresas son un sello de identidad. Desde el equipo que hacemos la revista entendimos que con la crisis sanitaria del COVID-19 necesitábamos revisar las estrategias y la comunicación con nuestro público. La cuarentena impuso varios obstáculos: desde imprimir y trasportar los ejemplares a los puntos de venta hasta, para los lectores, poder conseguirlos.

Con el entusiasmo de siempre y más –como verán rediseñamos nuestro sitio web y nuestro logo– resolvimos seguir apoyando este proyecto. Nadie duda de que la crisis ha acelerado la transición hacia un futuro digital. Sin embargo, las proyecciones auguran larga vida a las revistas especializadas, como Contrastes, que apuntan a una audiencia de nicho.

Al igual que la edición N°36 con el fotógrafo Marcos López en la tapa, las próximas seguirán saliendo en versión digital, con una apuesta fuerte en cuanto a la calidad y contundencia de los contenidos. A fin de año vamos a lanzar una edición histórica: un anuario con las notas aparecidas en todas las ediciones de 2020. Estarán las entrevistas de tapa, los maestros, las historias, los ensayos, las técnicas fotográficas de este año atípico. Lo hacemos porque creemos que el papel tiene una magia especial, una forma diferente de leer y mirar los textos y las fotos. Pero, sobre todo, porque es una manera de celebrar con nuestros lectores su interés por la revista. Seguimos juntos.

Para ver la revista número 36: ¡Suscribite!